Farallón Centinela

El Farallón Centinela  es un Islote rocoso formado en el periodo cretácico,  de una superficie menor a una hectárea y de 30 metros de altura que se encuentra ubicado a 25 km al Norte de Cabo Codera, Edo. Miranda.  Muy cerca de la Fosa de Cariaco, que  es la mayor cuenca anóxica (sin oxígeno) oceánica del mundo con una alta concentración de nutrientes.

Rodeado de fuerte oleaje y corrientes que dificultan el acceso. Para llegar hasta aquí es necesario navegar aproximadamente a 1 ¼ hora.   En él se ha instalado un faro como guía de navegación.  Sus aguas transparentes  poseen una abundante y muy variada fauna y flora submarina, por lo que se ha convertido en un punto  preferido por los buzos.  Sin embargo se requiere un buen nivel de experticia y extremar las medidas de seguridad, pues puede ser peligroso.

Aunque la profundidad en Farallón Centinela puede sobrepasar los 60mts, nuestros perfiles de inmersión en este punto los hacemos por encima de los 30 mts.   Normalmente en bote se detiene en la cara sureste del islote, que es el lado más resguardado,  de manera que los buzos puedan entrar al agua  y comenzar su inmersión.  El rumbo a tomar está definido por la online slots corriente, comenzando en contra de esta,  dándole la vuelta al islote en un perfil ascendente  para terminar la inmersión en el punto de inicio.  La visibilidad promedio es de 25mts. La temperatura promedio es 27C.

En este punto se pueden encontrar tiburones, barracudas, manta rayas  y meros guasa, pero normalmente se encuentran por debajo de los 25 mts. de profundidad. También es posible que veamos, tortugas,  loros,  peces ángel francés y reina,  cardúmenes de pargos, medregales, carites, cirujanos,  entre otros. Con un poco de suerte, especialmente en los meses de noviembre, diciembre y enero, pueden verse delfines y ballenas.  El fondo esta tapizado de corales cerebro de gran tamaño, corales fuego, anemonas y gorgonias.

Como dijimos anteriormente  en este punto suele haber corrientes por lo que es recomendado para los buzos más experimentados que conozcan los procedimientos al bucear en corrientes.

Antes que nada recuerda realizar tu chequeo pre-inmersión, ya que un elemento olvidado o mal ajustado en una inmersión en corrientes puede producir mucho estrés y desorganización. Recordemos que las entradas y salidas del agua al bote deben hacerse todos juntos de manera de evitar que las corrientes nos alejen del grupo,  se recomienda usar un cabo de corriente atado al bote de modo de que los buzos puedan asirse a ella mientras se reúne el grupo para comenzar el descenso o mientras se van subiendo nuevamente a la embarcación.

Usa guantes y mantente cercano a la pared por si te encuentras con una te puedas agarrar de la roca. Recuerda procurar una flotabilidad neutral, respirar lento y profundo, mantener la calma, chequear tu aire y tu profundidad constantemente, mantenerte cerca de tu compañero y del guía, hacer ascensos lentos, realizar la parada de seguridad a 5 metros por tres minutos.  Ten elementos de señalización de emergencia (Boya de marcación, pito, espejo, etc.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.