El túnel de la Ballena y el Confesionario

publicado en: Bitacoras 7

Luego de haber ido a puerto la cruz en mayo, algunos quedaron “picados” así que planeamos volver el  7 y 8 de junio. Unos cuantos arrugaron y al final nos fuimos José Núñez, David Rodríguez, Gabriel Vegas, Sofía Gajardo, Esmeiro Delgado  y el domingo se agregaron María T Febreiro, Claudia Fernández y Mario Tepedino.

Nos fuimos en Caravana el viernes en la noche y la verdad es que, a pesar de que todavía hay tramos de carretera, nos resultó menos estresando que la regional del centro. 3 horas y media y ya estábamos llegando al puerto.

Burbujas del Sábado

Antes de ir a la operadora no podíamos pelar las respectivas empanas del ferry. Las empanadas “ligth”, “light de carne, de queso, de pabellón”. Llegamos a las 9 y nos recibió el equipo de Lolo’s, Jhoana Galindo y “Chuíto” (creo que se llama Luis Enrique Moy, pero como no me acuerdo lo bautizamos chuíto)  arreglamos los equipos y zarpamos rumbo a las borrachas. Mar tranquilo y con buen color, en 40 minutos ya estábamos en las borrachas.

Algo que siempre he comprobado es que un mismo punto de buceo te puede tener algo nuevo escondido y darte sorpresas. Así que después de escuchar las indicaciones de Danielito (Erma), mapa incluido, tenía por objetivo buscar un túnel que no conocía en la piedra de la Ballena.

El túnel secreto

Uno de mis lugares favoritos en el puerto es “Los Beatos”, tiene un pequeño túnel a 4 metros de profundidad y generalmente  la cantidad de fauna es increíble, los contrastes de luces y sombras permiten tomar excelentes fotos.

Pero esta vez luego de cruzar el túnel, bajar hasta el velerito continuamos la inmersión hacia “La Ballena” que es la piedra que está al lado. Parecía una piscina. Visibilidad excelente y mucha fauna. Luego de 30 minutos de inmersión y pegado a la piedra vimos una sombra a unos 9 mts de profundidad y entonces entramos. Sin palabras, eran miles de pequeños peces bañados de azul y de hilos de luz que entraban desde la montaña. Simplemente espectacular.

Culminamos la inmersión y nos fuimos a la ensenada de la Catedral donde  hicimos el intervalo de superficie y nos alistamos para la segunda.

El confesionario

Creo que he visitado la Catedral unas 15 veces, siempre me ha gustado esa entrada majestuosa y sobre todo si es al medio día, la entrada de luz que ilumina toda la cúpula.  Cuando sales el contraste de azul y sombras es único.

Sofía, siempre inquieta, estando frente a la virgen, dijo que escuchaba aire así que descendió un poco y se percató que hay una pequeña cúpula que nunca habíamos visitado.  Tiene una entrada lateral de luz y suficiente espacio para estar dos o tres buzos.

Lo que más me impresionó fue que al salir del “Confesionario” (así lo bautizamos nosotros) se admira mucho más el tamaño de la catedral. Definitivamente fuimos bendecidos con dos espectaculares inmersiones.

En la noche cerramos con una mega parrillada y quienes disfrutaron más fueron Mario, María T y Claudia que llegaron directo a comer.

El domingo visitamos el Bajo las Peñas, con unos corales cuerno de alce grandísimos.  De camino para el punto nos acompañaros los delfines lo cual le dio un toque único a nuestro paseo. Cerramos el fin con una relajada inmersión en la ensenada del faro.

Gracias mil a todo el equipo de Lolo’s (Jhoana, Chuíto y Jenner) quienes de verdad siempre se preocupan porque disfrutemos de todo el paseo.

7 Responses

  1. David
    | Responder

    Chamo que robo de copyright con lo del confesionario! Venezuela cuenta con legislación en materia de derechos de autor así que cuidado…

    Buen viaje la verdad y excelente parrilla.

  2. gvegas
    | Responder

    Tuvo Vergatario!!!

  3. Esmeiro
    | Responder

    De verdad que estuvo espectacular, vale la pena una repeticion

  4. Sofia
    | Responder

    Cirto Miguel: el que descubrio que como que habia otra cuevita fue David, y quien le puso el nombre tambièn. Yo… jejjeeje fui la que dije vamos a ver pues!!! y me meti a investigar… luego me siguio David que me metio un susto… David es el «Padre» de ese confesionario… jejejeje a èl le confesaremos nuestros pecados buzos y «a buzos»

  5. Jose Nuñez
    | Responder

    Tranquilo David si necesitas un abogado me avisas ajajaja, estubo vergatario incluyendo ese sitio… que no me acuerdo ahora pa variar.
    Saludos y a ver si bos tomamos algo el viernes 20.

  6. Alejandro Schmilinsky
    | Responder

    USTEDES SON MARACUCHOS???…

    VERGACION DE POLO, DESDE MARACAIBO A PTO LA CRUZ!!!

  7. Daniel
    | Responder

    I´m Maracucho, son exactamente 1000 km de diferencia entre el lago y mochima en carro…yo no fui pero las ganas estan….!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.