¿Sabes cómo cuidar tu equipo correctamente?

Desde los primeros niveles en los cursos de submarinismo nos señalan la importancia del buen cuidado de todo nuestro equipo. Sin embargo, ¿sabes en detalle el por qué y cómo realizar un correcto mantenimiento de los equipos?

A continuación encontrarás algunos consejos básicos sobre el correcto cuidado que debes tener con todo el equipo de buceo. No importa si es rentado o propio, debemos habituarnos a tener la rutina de cuidar nuestro equipo y así poder garantizar su correcto funcionamiento.

El traje

Cada vez que buceamos en el mar o en piscina debemos lavar nuestro traje. La forma más usual es hacerlo con abundante agua dulce y luego poner a secarlo.

Si desea eliminar malos olores y lavar a fondo tu traje, puedes hacerlo en la lavadora, con agua tibia en cliclo delicado y sin centrifugado. Luego lo pones a secar (nunca directamente al sol). Puedes lubricar los cierres con grasa de silicona.

Puedes utilizar productos eliminadores de gérmenes y hongos (recomendamos Germex)

Para guardar el traje, hazlo siempre guindado de un gancho plástico para evitar que tenga pliegues que puedan dañarlo.

Regulador

Recuerda que él es el encargado de suministrarte aire, así que procura siempre darle su correcto mantenimiento, hay quienes hablan de hacerlo cada 80 – 100 inmersiones o cada año. Procura hacerle servicio a un regulador que lleve tiempo sin usarse.

La forma más idónea de lavar todo el regulador es conectado al tanque con la válvula abierta, de esta manera el sistema está presurizado y tenemos garantía de que no va entrar agua al mismo.

Enjuagar con abundante agua en las boquillas (permite que salga aire a presión mientras le echas agua). Aparta las gomas protectoras, enjuaga la primera etapa para luego colocarle un poco de silicona sobre las juntas y sobre las roscas. Puedes también  limpiar la boquilla con un germicida. Guarda el regulador preferiblemente guindado de forma que los “latiguillos” queden estirados ya que los dobleces reducen su vida útil.

Si lavas un regulador sin estar conectado al tanque, nunca presiones el botón de purga ni permitas que entre agua al sistema. Recuerda que éste funciona en seco y el agua lo puede dañar.

Chaleco

Enjuagar con abundante agua dulce por fuera, sobre todo si tiene accesorios de acero inoxidable.  Llenar el chaleco con agua dulce por dentro a por lo menos 1/3 de su capacidad (puedes hacerlo a través de la traquea o de algunas de las tapas de purga). Llena ahora el chaleco con aire y permite que agua recorra todo el interior.

Coloca el chaleco en forma vertical y permite que salga el agua por la traquea. Llena de nuevo con aire y repite el proceso hasta que salga toda el agua.

Déjalo secar, sin que le pegue la luz del sol directamente, guárdalo guindado y semi inflado

El cuchillo

Cada vez que lo uses enjuágalo con abundante agua dulce y déjalo afuera de su estuche. Esto es para evitar que le caiga óxido. Si tienes un cuchillo de los que te permite desmontar el filo del mango, hazlo limpia y lubrica todo bien y luego ensambla nuevamente el cuchillo.

Máscara y Snorkel

Enjuagar con abundante agua, dejar secar a la sombra y guardar en su estuche o casa y posteriormente en un lugar fresco. Hay quienes dejan los lentes con pasta de dientes o antiempañante. Ten cuidado de que no caigan en la silicona.

Aletas y Botas

Para variar, abundante agua. Luego las puedes secar con un trapo de algodón. Particularmente yo uso silicón vegetal en mis aletas para lubricarlas completas y me ha ayudado a mantenerlas como nuevas.

Guardas cuélgalas para que conserven su forma original.

Computadora de buceo y Relojes

Después de cada fin de semana de buceo, déjalo un rato en remojados en agua dulce. Para hacerle cambios de pilas o mantenimiento, llévalos a un servicio autorizado.

 Linternas de buceo

Después de cada inmersión déjalas sumergidas en agua dulce. Quítale las pilas para guardarlas y lubrica levemente con silicona vegetal los “o-rings”. Las Linternas recargables son recomendables descargarlas por completo y volverlas a cargar cada vez que se usen.

Estos consejos son guías generales, cada quien tendrá algunos estilos particulares que podrían ser agregados a esta pequeña guía.

Miguel Blanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.