Asma y Buceo

Hace poco tiempo alguien me consulto si una amiga con asma podía bucear, lógicamente como esta es una condición limitante para la capacidad de una persona de realizar la actividad, le recomendé que su amiga debía consultarlo con un médico y tener la aprobación por escrito, y que lo mejor sería un profesional en medicina del buceo.

Encontré este artículo en DAN que me atreví a traducir para compartirlo con todos lo que tengan esta inquietud.

Por Guy de Lisle Dear, MB, FRCA

Una de las preguntas más frecuentes departamento médico de DAN  supone el asma y el buceo. En concreto, los médicos DAN suelen explicar los problemas qué puede tener las personas con asma que desean bucear.

En este breve artículo, DAN describe la naturaleza de asma y algunos aspectos de su tratamiento, así como una revisión del pensamiento actual sobre este tema en la comunidad de la medicina de buceo. Tenga en cuenta, sin embargo, que este sigue siendo un tema polémico – debido a controversias sustanciales – incluso entre los médicos especialistas de buceo.

Si usted tiene asma u otra afección médica, la consideración y aceptación de los riesgos involucrados en el buceo debe ser una decisión informada. Este artículo proporciona información básica sobre donde se puede obtener orientación adicional sobre el asma – para ud., para los futuros buceadores y para sus médicos. – Joel Dovenbarger, Director Médico de DAN Servicios

Información general

ASMA11

El tema del asma y el buceo ha sido durante mucho tiempo un tema controvertido en la comunidad de buceo recreativo. Tradicionalmente, los buzos con asma han sido excluidos de buceo. El asma es una enfermedad que se caracteriza por el estrechamiento de las vías respiratorias (bronquios) en respuesta a una variedad de estímulos. No es una respuesta fija, y un paciente puede tener una repentina complicación de la función pulmonar, llamada un «ataque». Un ataque de asma puede ser desencadenada por el polen y otros de los llamados «alérgenos», el aire frío, irritantes en la atmósfera, resfriados o gripe.

El estrechamiento bronquial en el asma tiene dos efectos: disminuir la cantidad de aire que se puede mover dentro y fuera de los pulmones. Esto puede reducir la capacidad de ejercicio – especialmente para un buzo, que ya ha reducido la capacidad respiratoria debido a la resistencia externa de su equipo de respiración y el aumento de la resistencia interna debido a la mayor densidad de gas que se respira a profundidad. En segundo lugar, la reducción de calibre de la vía aérea podría causar retención de gas en el pulmón durante el ascenso. Si el gas atrapado se expande a una velocidad mayor de la que puede ser exhalado a través de las vías respiratorias estrechadas, lo que puede provocar una ruptura de pulmón, causar embolia gaseosa arterial o neumotórax (colapso pulmonar).

Otra preocupación relacionada con el asma y el buceo ha sido que las vías respiratorias de los asmáticos están más propensas a estrecharse cuando se expone a las condiciones implícitas en el buceo: la inhalación de aire frío y seco y / o agua de mar (este último por la pérdida de la boquilla o de un regulador con fugas ). Dr. Mark Harries del Centro Olímpico Médica Británica ha señalado que los asmáticos que bucean están en riesgo de limitación del ejercicio, por sentir quedarse sin aire por el gas atrapado en la periférica. Mientras que cuando se hace ejercicio en tierra es bastante fácil parar, descansar y recuperar la respiración; esto no es posible bajo el agua.

¿Qué opinan los médicos de buceo de buceo con el asma? Este tema ha generado mucha discusión en todo el mundo, y muchos médicos sostener puntos de vista opuestos. Tal vez las directrices más liberales son del Reino Unido, que establece que los asmáticos bien controlados pueden bucear – en dos directrices:

  • Siempre y cuando no hayan necesitado un broncodilatador en 48 horas;
  • y si no tienen frío, ni asma por el ejercicio o inducida por la emoción.

En Australia, el país más conservador en este sentido, se les hace pasar a los buzos por una prueba de espirometría (función pulmonar), para excluir asma, antes de la certificación.

Como resumen general, las estadísticas de DAN muestran que varios buzos han muerto de asma. No está claro, sin embargo, según sus informes de los accidentes si el asma era en realidad la causa de la muerte o simplemente un hallazgo relacionado. Los datos de la Sub Aqua Club Británico (BSAC) indican que algunos buzos se han muerto de asma o como resultado de la misma.

Además de la propia investigación de DAN, el tema del buceo con asma se discutió en la reunión anual de la Sociedad Submarina y Médica Hiperbárica (UHMS), la organización internacional integrada por médicos de buceo de todo el mundo 1.995. El simposio «¿Son Los asmáticos apto para bucear?» era un tema del programa importante en esa reunión.

En la evaluación general de los riesgos del buceo con asma, la Sociedad Médica Submarina del Pacífico Sur (SPUMS) ha declarado que el buceo puede precipitar un ataque de asma. Los asmáticos corren el riesgo de falta de aire, del pánico y de ahogarse en la superficie.

Información de la base de datos de DAN en buceadores con asma sugiere que puede haber un ligero aumento en el riesgo de enfermedad por descompresión, pero hay un número insuficiente hasta el momento para evaluar el riesgo con precisión.

La incidencia del asma en la población general es de aproximadamente 4-5 por ciento. Los registros indican que aproximadamente el mismo porcentaje de la población de buceo tiene asma, admitan o no esta condición en sus formularios médicos de buceo. Parece, entonces, que un porcentaje de los buzos con asma bucean con seguridad. Tenga en cuenta que esto sólo representa buzos que bucean en contra del consejo médico, y que probablemente sólo tienen asma leve. El verdadero riesgo para todos los asmáticos bien puede ser significativamente mayor que actualmente es apreciado por las estadísticas.

El tratamiento de las cuatro formas de asma es relevante en la determinación de su gravedad (véase más adelante) y por lo tanto el riesgo asociado al buceo. De acuerdo con las discusiones UHMS, los tres primeros tipos de asma, de leve intermitente y leve a moderada asma persistente, si bien controlada, pueden permitir a ciertos buzos con sur respectivos cuidados continuar con el buceo.

Categorización de riesgos

La siguiente pregunta implica evaluar un buzo con asma, con estos dos requisitos:

  • ¿Es el asma de carácter leve; o
  • ¿El tratamiento funciona lo suficiente para evitar un ataque de asma aguda, mientras este bajo el agua o en la superficie?

Si el tratamiento puede volver las pruebas de función pulmonar a la normalidad, sobre todo las que se toman después del ejercicio, los buzos podrán bucear  y someterse al ejercicio intenso que puedan necesitar para llevar a cabo durante el buceo. Buzos potenciales con asma deben someterse a una evaluación de la función pulmonar y una prueba de esfuerzo para evaluar la gravedad del asma. Un médico bien informado en el buceo, así como el tratamiento del asma podrían estar en condiciones de ofrecer el mejor asesoramiento.

Un tema constante de todas las agencias médicas involucradas fue la falta de buena información sobre el asma y el buceo. DAN está trabajando actualmente en una evaluación de todo el tema. Esperamos desarrollar directrices en cuanto a si las personas con asma pueden bucear con seguridad y bajo qué circunstancias. La mejor fuente para ayudarle a decidir sobre la cuestión de buceo y el asma por sí mismo es su médico.

DAN Director Médico Adjunto Guy de Lisle Dear, MB, FRCA, es también profesor adjunto de Anestesiología de la Universidad de Duke Medical Center.

Clasificaciones de asma en los Estados Unidos  y algunas nuevas clasificaciones han venido de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en el diagnóstico y tratamiento del asma. Originalmente presentado por el Dr. AJ Torre, miembro de la Facultad Nacional del Programa Nacional de Educación sobre el Asma (un programa NIH) de los UHMS, las clasificaciones NIH incluyen estas cuatro categorías.

  • Signos y síntomas leves intermitentes del asma: Las características clínicas se producen menos de una vez a la semana y se asocian con menos de una disminución del 20 por ciento en el flujo máximo (la tasa máxima de flujo de aire durante la espiración). Este tipo de asma muestra breves aumentos en la severidad de los síntomas (llamado exacerbación), con una duración de unas pocas horas a unos pocos días. Síntomas nocturnos se producen menos de dos veces al mes, y entre los ataques agudos el paciente debe ser asintomática, con función pulmonar normal. Tratamiento: El uso intermitente de los broncodilatadores de acción corta según sea requerido.
  • Leves Signos y síntomas persistentes de asma: El flujo máximo deben ser casi normal, con menos del 20 por ciento de variación, los síntomas ocurren más de una vez a la semana. Exacerbación afecta el sueño, con síntomas nocturnos suelen aparecer más de dos veces al mes. Tratamiento: los broncodilatadores de acción corta durante el día y de acción prolongada por la noche.
  • Moderado signos persistentes de asma y síntomas: Los síntomas, incluso tos, pueden ocurrir todos los días y muchas veces interferir con las actividades o el sueño. Las personas con asma persistente moderada pueden requerir un broncodilatador de acción corta. El flujo máximo se encuentra generalmente entre 60 y 80 por ciento. Irónicamente, muchos pacientes con estos síntomas, no creen que tienen asma. Tos con el ejercicio o por la noche es un síntoma importante y un indicador muy probable de este tipo de asma. Tratamiento: la medicación diaria, los esteroides inhalados por lo general, se requiere y puede requerir broncodilatadores de acción a corto para los episodios agudos.
  • Graves signos persistentes de asma y síntomas: Las personas con este tipo de asma tienen síntomas continuos y flujos pico de 60 por ciento de lo normal o menos. Un aumento en la severidad de los síntomas se produce con frecuencia, lo que limita la actividad física y los síntomas nocturnos ocurren con frecuencia.Tratamiento: los broncodilatadores de acción prolongada, los esteroides orales son necesarios, así como los broncodilatadores en los episodios agudos.

Referencias; Obtener información adicional:

UHMS «¿Son los asmáticos adecuados para bucear?» Informe del Taller abril de 1996; UHMS 10531 Metropolitan Ave., Kensington, MD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.