Lesiones Comunes del Oído mientras buceas

La lesión de buceo más frecuente es el barotrauma del  oído o de los senos paranasales. Barotrauma significa literalmente lesión producida por la presión: baro (presión) + trauma (lesión).

Este tipo de lesión puede ocurrir por una variedad de razones, pero generalmente se desarrollan cuando la presión en el oído medio no es igual a la presión en el ambiente exterior mientras el buzo desciende en la columna de agua; y es debido al rápido cambio relativo de volumen de gas que ocurre cuando el buzo desciende al inicio de la inmersión, es en los primeros 4 mts. cuando el oído está más expuesto al riesgo de una lesión.  También es posible un barotrauma inverso, ocurre cuando gases en el oído medio se expanden durante el ascenso y el oído se bloquea, ocasionando daño al tejido, similar al barotrauma de descenso. Esta dolencia es menos común, porque, con toda probabilidad, cualquier bloqueo usualmente se sentirá primero al descender cuando se bloquean las trompas de Eustaquio.

Los oídos: el oído se divide en oreja, oído medio y oído interno.  La oreja atrapa las ondas de sonido y las dirige por el canal del oído (canal auditivo) hacia el tímpano del oído medio. El tímpano forma una barrera  aislada del aire que separa la oreja del oído medio. Las ondas de sonido hacen vibrar el tímpano, que está conectado con tres huesecillos  (Martillo, Yunque y Estribo) que conducen y magnifican la vibración, que se trasmite a la cóclea, un órgano del oído interno lleno de un líquido llamado perilinfa. Los huesecillos se conectan con la ventana oval de la cóclea, que se flexiona hacia adentro y hacia afuera como respuesta ante la vibración de los huesecillos. Las ondas de presión estimulan las terminaciones del nervio auditivo en la cóclea, que convierte las ondas de presión en impulsos nerviosos que el cerebro entiende.

La ventana redonda en la cóclea actúa como un compensador de la presión, flexionándose hacia afuera, cuando la ventana oval se flexiona hacia adentro y viceversa. Estas membranas son muy delgadas por lo que debes soplar suavemente para ecualizar tus oídos para evitar el daño a cualquiera de las dos ventanas que pudieran ocasionar una fuga de la perilinfa del oído interno al oído medio. Si esto ocurriera puede causar un zumbido o ruido en los oídos, o incluso la perdida de audición. Además de vómitos y un estado vertiginoso severo, una combinación peligrosa y hasta letal bajo el agua.

También en el oído interno se localizan los canales vestibulares que controlan el equilibrio y el sentido de orientación.

Las respuestas del oído ante la presión le conciernen al oído medio. El oído medio está seco y lleno de aire, pero se conecta con la garganta por la vía de la trompa de Eustaquio, para permitir que el aire fluya hacia y desde el espacio de aire.

Durante el descenso, la presión hidrostática se ejerce sobre el tímpano al comprimir el aire en el oído medio. El buzo compensa el incremento de presión soplando aire adicional en el oído medio a través de la trompa de Eustaquio y restaurando el equilibrio de volumen/presión en ambos lados del tímpano, a través de la maniobra de Valsalva o la de Frenzel.

Puede haber razones para que un buzo no logre o se le dificulte compensar. Después de varios cambios rápidos de la presión, se pueden cansar los músculos de la garganta. Algunas veces el equipo comprime la garganta, lo que obstruye parcialmente las trompas de Eustaquio.  Si el buzo desciende demasiado sin compensar la presión, el creciente diferencial entre el aire y presión entre el oído medio y el aire en la garganta puede comprimir y bloquear las trompas de Eustaquio, lo que hace imposible la compensación. Sin embargo la causa más común es la congestión debido a un resfriado o una alergia.  La mucosidad y la inflamación de las membranas mucosas que congestionan las trompas de Eustaquio bloquean el flujo de aire al oído medio, lo que hace difícil o imposible la compensación. Los esfuerzos de compensación mientras esté congestionado pueden forzar la mucosidad hacia el oído medio, lo que puede causar una infección.

Compresión del oído medio Barotitis Media (Barotrauma en oído medio): Es sin duda la lesión que más frecuentemente se reporta. Los buzos con barotitis media en general desarrollan síntomas inmediatamente después de bucear, pero se han reportado retrasos de hasta 1 día o más. Si un buzo desciende mientras es incapaz de compensar, el oído sufre un dolor agudo provocado por la presión hidrostática obligando al tímpano hacia adentro, hacia el espacio de aire no compensado, si se continua sin compensar, la presión hidrostática obliga a los fluidos y la sangre de los tejidos que rodean al oído medio fugarse hacia el espacio de aire del oído medio, llenándolo parcial o totalmente.

Signos y Síntomas:  Posiblemente se desarrolle una sensación de taponamiento o llenura, como la sensación de líquido dentro del oído. Otras indicaciones de barotrauma del oído medio son una audición un tanto apagada y/o la perdida completa de la audición.

Tratamiento: Lo primero se debe dejar de bucear. Además, debe considerar que el cambio de altitud puede ser un problema (volar). La combinación de medicamentos y tiempo permite que la lesión sane en pocos días, pero en algunos casos han durado hasta meses.

Barotrauma del Oído Interno (Ruptura de la ventana Redonda): ocurre  si el buzo retrasa la compensación durante el descenso y luego intenta una maniobra Valsalva enérgica y prolongada.  El tímpano se flexiona hacia adentro como respuesta a la presión hidrostática, este movimiento se transmite y amplifica, la ventana oval presiona hacia adentro, y la ventana redonda se flexiona hacia afuera y si el buzo compensa al mismo tiempo con una maniobra de Valsalva enérgica y prolongada, el incremento de presión perilinfática se combina con la presión transmitida por el tímpano y puede romper la ventana redonda.

Window Explosion

Signos y síntomas: Vértigo, vómitos pérdida de audición, tinnitus fuerte (una alucinación auditiva, como un zumbido o ruido en el oído)

Tratamiento: Coloque al buzo lesionado sentado con la cabeza levantada. Busque ayuda médica de inmediato

Middle EarRuptura del tímpano: Las lesiones barotraumáticas del oído pueden resultar en la perforación o ruptura de la membrana timpánica. Es posible que esto pueda ocurrir a una profundidad de tan sólo 2 metros de agua. Si un buzo desciende sin compensar a una velocidad mayor a la que la presión hidrostática puede forzar a los líquidos de los tejidos al oído medio, el tímpano puede estallar hacia adentro.

Signos y Síntomas: El buzo experimenta un dolor agudo, seguido por un alivio, pues la ruptura del tímpano admite agua, lo que compensa el espacio de inmediato. Algunos buzos no sintieron dolor. Puede ocurrir una pérdida súbita de la audición y tinnitus, pero esto no siempre pasa. Debido a que el agua es más fría que la temperatura del cuerpo, puede provocar vértigo cuando entra en contacto con los canales vestibulares. Una secreción sanguinolenta en el oído expensas de perilinfa mezclada con sangre puede ser un signo de ruptura de la membrana timpánica. Puede sanar pero por el agua podría generarse una infección.

Tratamiento: Si sospecha de una ruptura del tímpano diríjase de inmediato al médico más cercano. No regrese al agua. No ponga gotas de ningún tipo en sus oídos, no trate de ecualizar o compensar su oído medio.

WaxTapones en los oídos: generan espacios de aire que no se pueden compensar, por lo tanto los buzos no deben usarlos, en ocasiones las capuchas muy apretadas pueden provocar una situación similar. Si un buzo usa tapones de oídos, le va a doler el tímpano durante el descenso, si el buzo intenta compensar empeora el dolor pues al añadir aire al oído medio incrementa la diferencia de presión, incluso puede romper el tímpano. Al mismo tiempo la presión hidrostática puede forzar al tapón más adentro en el canal auditivo.

Compresión inversa: ocurre cuando se logra compensar en el descenso, pero el aire no logra salir en el ascenso por vía de la trompa de Eustaquio, ocurre cuando el buzo se encuentra congestionado. Se siente igual a una compresión del oído medio, aunque la compresión obliga al tímpano hacia afuera.

Otitis externa (oído de nadador): Se trata de una inflamación del  oído externo causada por una infección local.  Algunas personas son propensas a desarrollar este tipo de infecciones, mientras otros nunca la han experimentado. Cuando el oído permanece húmedo por inmersión en el agua, esta humedad, unida con el calor del cuerpo, crea un ambiente propicio para el crecimiento de muchos microorganismos, especialmente bacterias.

Barotrauma Sinusal: Aunque esta lesión no es del oído he decidido incluirla pues esta ligada a las vías respiratoria. Afecta los senos paranasales. Resultante de una diferencia de presión entre los gases contenidos en las cavidades anexas de las fosas nasales y el medio ambiente.  Cuando alguno de los senos tiene su vía de drenaje obstruida, sea cual sea la causa, pueden aparecer procesos barotraumáticos. Para los senos, la compensación asistida es muy difícil, tan sólo una parada o una marcha más lenta en el descenso o el ascenso pueden evitar empeorar la situación. Las causas o factores que pueden provocar este problema son: congestión nasal por rinitis, catarro, sinusitis; pólipos o quistes. desviación del cartílago nasal; fenómenos irritativos locales (humos, tabaquismo); abuso del empleo de vasoconstrictores nasales.

Signos y Síntomas: Es frecuente en el descenso y el dolor localizado en el seno u órbita. Su intensidad puede oscilar de leve a grave, y su duración, de horas a días. Hemorragia en las fosas nasales. Sensación de hormigueo. En casos muy extremos puede lesiones oseas. Al ascender un poco el dolor desaparece. Durante el ascenso es raro, pero si previamente a la inmersión hemos empleado vasoconstrictores nasales el efecto de estos puede pasar durante la inmersión y al ascender aparecer el dolor.

Tratamiento: Evitar toda inmersión si al inicio aparecen problemas de compensación y acudir al médico para tratamiento específico.

Hablando en general, un médico debe examinar cualquier problema del oído que drene material purulento (pus) o que tenga un olor fétido, o desagradable.

Los barotraumas del oído pueden dar como resultado la perdida permanente de la audición. La probabilidad de las lesiones se reduce con medidas preventivas, tales como:

  • Una maniobra de compensación adecuada
  • Nunca bucear cuando se sufre de catarro u otra congestión en las vías aéreas superiores; y
  • Dejar de bucear si no se puede compensar o ecualizar la presión en sus oídos.

Las lesiones en el oído deben ser examinadas por un médico especializado, un otorrinolaringologo con conocimientos de medicina de buceo es lo más recomendado.

Te recomendamos uno que cumple con estas condiciones, es excelente médico, además buzo y ya varios de nuestros alumnos han encontrado solución a sus problemas con él:  Dr. Ángel Hurtado:  Hospital de Clínicas Caracas,  piso 3,  consultorio 325. Teléfono: 0212-5086325

Fuentes: Revista Espacio Profundo, Alert Diver, autor Bruce Delfina, B. Sc.  / Enciclopedia del Buceo Padi.

 

3 Responses

  1. Milko
    | Responder

    Buenos días.
    Actualmente siento un odio tapado, tengo como 1 semana asi.
    Aunque mi ultima inmersion es de hace mas de un mes no se tiene relación o es algo cirscuntancial.
    Ya me puse al día con un otorrino y me diagnostico otitis media. Estoy en tratamiento actualmente pero me gustaría si es necesario ponerme en contacto con el doctor que recomiendan ya que estoy planificando bucear en carnaval y semana santa.

    En fin, aún esta vigente la información de contacto del doctor?

    Gracias.

    • pompo
      | Responder

      Puedes llamarlo a su celular. Angel Hurtado 04141718185 ó 04122718185.

      Saludos,

  2. juan andres
    | Responder

    hola me e sumergido en la playa i e tenido un baro trauma de oído y el problema es que estoy en una isla i tengo que seguir saliendo a sacar a gente pues mean contratado ase dos días para asee salidas con es norke .mi pregunta es si me sigo metiendo en el agua con un tapon para el oido y ir en 5 dias al medico .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.